inicio > actualidad > El ritual de salir a la Feria > El ritual de vestirse de flamenca para ir a la Feria: donde se une lo clásico y lo moderno
Actualidad
El ritual de vestirse de flamenca para ir a la Feria: donde se une lo clásico y lo moderno
El ritual de salir a la Feria
Las coronas de flores, el color amarillo y la mezcla de estampados son tendencia esta temporada
Una de las tendencias que se han visto en las pasarelas flamencas de este año/Belén Vargas
Ya está aquí la feria y con ella la hora de uno de los rituales más esperados del año: Vestirse de flamenca. Las pasarelas en las que los últimos meses se han podido ver las propuestas de los diseñadores por fin se trasladan al Real de la Feria de Jerez en una temporada en la que la tendencia es combinar lo clásico con lo innovador. Una mezcla que está muy presente en los estampados. Los tradicionales lunares de diferentes tamaños siempre son una apuesta segura, nunca pasan de moda. Los estampados de flores, también de diferentes tamaños, formas y tonalidades, son un acierto. Y unirlos en un mismo vestido se consolida este año como una de las tendencias para lucir en la feria. Los trajes lisos también continúan siendo grandes aliados que nunca pasan de moda. En cuanto a los colores esta temporada cobra protagonismo el amarillo en sus diferentes tonalidades. Un color alegre y diferente para las no supersticiosas a la hora de vestirse de flamenca. Además es un tono que queda ideal con las pieles bronceadas. Los tradicionales rojo, negro y blanco que triunfan cada año junto a los azules y naranjas que se han convertido en tendencia también se encargarán de colorear el Real jerezano estos días.

En 2017 no hay término medio en cuanto al volumen de los volantes se refiere. O son pequeños y con caída o grandes y de lo más voluminosos. Hay que tener en cuenta que los trajes y las faldas cortas ya no se llevan, el largo tiene que llegar o hasta el tobillo o hasta abajo. Algo innovador que se podrá ver estos días en la Feria de Jerez es el talle de los vestidos. Los talles altos, medios y asimétricos son la opción perfecta para la flamenca que quiera arriesgar y acertar. Es importante tener en cuenta que con el talle alto los volantes tienen que ser pequeños y sin volumen para que favorezcan a la figura. Cuando se trata de volantes con volumen es mejor que el talle sea bajo. En las mangas hay opciones para todos los gustos. Largas, medias y tirantes, tanto sencillas como con volantes o flecos, las mangas se convierten en una de las grandes protagonistas del traje de flamenca. El toque de sensualidad viene de la mano de los escotes. Aquí también hay muchas posibilidades. Puede ser delantero. En este caso los hay tradicionales, que son más cerrados, de cuello redondo, o más abiertos y en pico. Los más originales son los cuellos asimétricos, los escotes de barco e incluso los palabras de honor. Una opción elegante es dejar los hombros al aire. Para las más atrevidas continúa siendo tendencia el escote en la espalda, en sus diferentes formas y larguras. Lo que no hay que perder de vista es que si se opta por un escote trasero, es mejor que el delantero sea cerrado y no abusar de las aberturas ya que entonces se perderá la elegancia.

Si el traje de flamenca ofrece multitud de posibilidades, los complementos no son menos. Escogerlos bien es fundamental para conseguir un look perfecto. Este año el mantón vuelve a recuperar la importancia que tenía antaño. Colocarlo bien es todo un arte y depende de la forma del vestido y sobre todo del escote. Esta temporada se lleva el mantoncillo bordeando el escote o colocado de forma tradicional. Para las noches el mantón de manila con sus flecos y bordados artesanales es la mejor opción. Uno de los complementos más innovadores es el cinturón. No a todos los trajes les queda bien pero con una falda y una camisa de estilo rociero es una elección muy acertada. Los hay con una flor en el medio que son ideales para los trajes lisos con los que se da importancia a la cintura de la mujer. Los collares y pulseras pierden protagonismo esta temporada mientras que los pendientes de gran tamaño y de diferentes colores, tanto los tradicionales para la feria como los del día a día, se convierten en el complemento por excelencia para las flamencas. Algo muy importante para aguantar las horas de feria es llevar un calzado cómodo. Para ir acorde con el traje tiene que llevar algo de tacón, pero no uno imposible. Los zapatos clásicos y cerrados, de estilo baile o las tradicionales alpargatas a juego con el color escogido para el vestido o para los complementos estilizan la figura de la flamenca.

Como cada año la flor es imprescindible en el peinado. La novedad es la combinación de varias flores de distintos tamaños formando una corona. Pueden ser del mismo color o de diferentes colores. Una flor grande en la parte alta de la cabeza o en un lateral también es siempre una buena opción. El peinado cuanto más sencillo sea es mejor. Que el pelo esté recogido es fundamental para ir a la moda pero ya no hace falta que sean muy elaborados. Moños bajos y sencillos o trenzas fáciles de hacer aportan naturalidad a la flamenca. Atrás quedaron los peinecillos y las peinetas y otros complementos que sobrecargan el look. Muy importante es también el maquillaje y seleccionarlo en función de si se va a acudir a la feria durante el día o por la noche. Esta temporada regresa la tendencia de potenciar los rasgos de la mujer en lugar de las caras lavadas con las que en los últimos años se reivindicó la naturalidad. Los ojos y el labio son las dos zonas del rostro que hay que resaltar a través del maquillaje, pero siempre sin sobrecargarlos. Una opción recomendable a la hora de maquillar los ojos es utilizar el eyeliner negro para marcarlos y potenciar las pestañas para dar profundidad a la mirada. El clásico del rojo para los labios nunca falla.

Esta semana no todas las mujeres que asisten a la feria se visten de flamenca, algunas porque no quieren o no tienen la posibilidad, y otras porque prefieren vestir algunos días con el traje típico y otros con ropa de calle. Para ellas también hay tendencias a seguir si quieren ir a la última en la Feria de Jerez. Los conjuntos compuestos por pantalón palazzo y camisa o falda de tubo y camisa en tonos alegres para las largas jornadas de feria son una buena elección. Los vestidos por encima de la rodilla son grandes aliados para los días de calor que se avecinan esta semana. En estos casos lo mejor es decantarse por tonos lisos o por prendas con estampados de flores o lunares, para lucir acorde a la ocasión. Todo esto hay que acompañarlo de bolsos o carteras y unos zapatos de tacón sin olvidar nunca la comodidad que requiere pasear por el albero.

Helena Arriaza
No hay comentarios
ESCRIBIR UN COMENTARIO
*nombre
*e-mail (no será visible)
web (opcional)
  *Introduce el código visual

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook RSS Síguenos